3 razones por las que no vendo amigurumis

11/10/2015


Esto es algo sobre lo que tenía muchas ganas de escribir. Me suelen escribir preguntándome si le haría un amigurumi, que qué precio le pondría, etc. Pues bien, después de haber vendido unos cuantos, hace ya algun tiempo que me niego a vender amigurumis como regla general. ¿Por qué? Te voy a dar 3 razones de peso por las que no lo hago. 
Antes de empezar quiero dejar claro que obviamente es una opinión personal, en ningún caso quiero ofender a las personas que sí que los venden, simplemente te doy mi opinión sobre por qué yo creo que no merece la pena venderlos.


1. ES CONTRARIO A LA FILOSOFÍA DEL AMIGURUMI



Seguro que has leído alguna vez que los japoneses tejen muñecos amigurumis a modo de amuletos, consideran que tienen alma. Sí, alma, porque quien los teje lo hace como una muestra de gratitud, amistad o complicidad hacia alguien, HappyAmigurumis lo explica muy bien en esta entrada. A mí me pasa lo mismo, cada muñeco que tejo me gusta pensar que lleva un poco de mí, y que ese poquito de mí se va con alguien a quien quiero y admiro. Para los fans de Harry Potter,  es algo así como una especie de horrocrux pero en su versión buena.

Si vendo un amigurumi ¿estoy vendiendo un cachito de mi alma? :O


2. EL TIEMPO



El tiempo es oro, y con el paso de los años soy cada vez más consciente de ello. Cuando empecé a tejer tenía mucho más tiempo libre que ahora y podía dedicar más de una hora a tejer al día. Actualmente me cuesta sacar incluso una hora para tejer, si a eso le sumamos que tardo muchísimo en tejer, el tiempo que necesito se convierte en un problema.
Para mí, dedicar tiempo a tejer es dedicar tiempo a mí misma, es mi "ratito" pero generalmente tengo poco tiempo porque, como toda tejedora, tenemos una vida real más allá de las agujas. ¿A dónde quiero llegar? Pues que tejer es un hobby y como buen hobby que es no le puedo dedicar más horas a tejer un encargo que a trabajar o estudiar.


3, EL PRECIO



Directamente relacionado con el tiempo está el dinero, puesto que si tardo bastantes horas en tejer un amigurumi ¿por cuánto debería venderlo? Seguramente yo estaría pensando en un precio mucho mayor del que tú tienes en tu cabeza, lo justo sería pagar por las horas de trabajo y materiales empleados, pero el handmade se paga mal, seamos realistas. 

Un ejemplo reciente, mi amiga me dijo que varias compañeras suyas le habían pedido que si por favor le podía hacer una azafata de Fly Emirates, me lo pensé y le dije que sí. ¿Sabes cuánto estaban dispuestas a pagar? 10 euros por cada muñeca ¡10 euros! ¿Sabes cuántas horas le echo a una muñeca así más el packaging? Calculo que 12 horas aproximadamente. Haz las cuentas y dime si es normal cobrar tan poco por tantas horas.

Para saber qué precio deberías ponerle a tus amigurumis, te resultará interesante leer este post de EnemyDolls.

Piénsalo bien ¿merece la pena?

Estas son mis razones, si me estás leyendo y has vendido o vendes tus amigurumis me gustaría que me dejases tu opinión. Yo he vendido algun que otro amigurumi y la conclusión a la que he llegado por las razones anteriormente expuestas es que no me merece en absoluto la pena. Me niego a dedicar tanto tiempo a tejer un muñeco para alguien por el que generalmente voy a recibir un precio que no le corresponde.
Para todas aquellas que vendéis vuestros amigurumi, sinceramente os felicito, porque es muy difícil venderlos, a la gente le cuesta pagar por ello, porque parece que eso se hace en un segundo y que es la cosa más tonta del mundo. Pero, tejedoras, sabemos que no es lo más fácil del mundo (ni lo más difícil) ni se hace en un segundo.

 Mi consejo: si seguís adelante con vender amigurumis hacedlo siempre a su justo precio, cobra por lo que haces, que tu tiempo y tus  manos no son poca cosa.




También podría gustarte...

8 comentarios

  1. Muy muy de acuerdo.
    Yo he vendido amigurumis, y lo sigo haciendo si me sale la ocasión, pero no acepto un encargo con el que sepa que no voy a disfrutar haciéndolo. Es más, ya me han dicho algunas personas "a ver si me haces tal cosa", y solamente por la forma de decirlo, se nota que ni iban a valorar el valor real que tiene hacerlo ni yo iba a disfrutar nada de nada con ese encargo.
    Otros que he vendido han sido porque los he hecho en mi tiempo libre, disfrutando de cada parte que tejía, y una vez terminado, les han gustado y han pagado su justo precio por ello.
    Obviamente, está claro que deberían ser más caros por el tiempo y dedicación que conllevan, pero mis clientes, hasta el momento, han sido personas a las que aprecio y les tengo cariño, por lo que no me ha costado bajar un poco el precio de los mismos.
    Espero que mi opinión te sirva ;)

    ResponderEliminar
  2. Yo amigurumis solo he hecho por hoby...y siempre copiando patrones ya hechos no he conseguido hacer los mios propios..aun! ;)
    Lo quw si he trabajado mucho ha sido con fimo. Y no es bien bien lo mismo,pero te aseguro que con segun que figuritas invertia muchisimo tiemp,porque les añadia monton de detalles, es un trabajo muy minucioso. Pero q pasa? La gente se piensa q es como jugar con platilina y no le da el verdadero valor q tiene. Vale q es un material vulgar( por llamarlo de alguna forma)pero modelando una figurita te puedes pasar horas....nunca acabarias de acabar el trabajo. Eso la gente no lo ve o no lo quiere ver. Y justo por los mismos motivos que has anunciado,yo tb deje de vender mis trabajos con fimo. Asi q te entiendo perfectamente!!!! No te sientas mal por ello! :)

    ResponderEliminar
  3. Yo amigurumis solo he hecho por hoby...y siempre copiando patrones ya hechos no he conseguido hacer los mios propios..aun! ;)
    Lo quw si he trabajado mucho ha sido con fimo. Y no es bien bien lo mismo,pero te aseguro que con segun que figuritas invertia muchisimo tiemp,porque les añadia monton de detalles, es un trabajo muy minucioso. Pero q pasa? La gente se piensa q es como jugar con platilina y no le da el verdadero valor q tiene. Vale q es un material vulgar( por llamarlo de alguna forma)pero modelando una figurita te puedes pasar horas....nunca acabarias de acabar el trabajo. Eso la gente no lo ve o no lo quiere ver. Y justo por los mismos motivos que has anunciado,yo tb deje de vender mis trabajos con fimo. Asi q te entiendo perfectamente!!!! No te sientas mal por ello! :)

    ResponderEliminar
  4. Yo, tejer, cero. Pero me pasa algo similar con las tartas decoradas con fondant. La gente piensa que los muñequitos y detalles se hacen solos. Al final, solo para regalar a quien de verdad se lo merece ;)

    ResponderEliminar
  5. Hace dos años "aprendí" a hacer crochet porque me tenían enamorada los amigurumis que veía en facebook... Desde entonces he hecho muuuchooss si, la mayoría para amig@s... algunos los he vendido porque así me "auto financio" que los materiales son carillos... y porque me los han pedido pero no es la dinámica normal...
    Hay veces que me dicen, véndelos móntate una web... pero es justo lo que dices, tiempo... mucho tiempo para poder decir 10-15-20... y eso que alguno lo he vendido por 30-40e... y es verdad... a veces no compensa nada...
    Como bien dices, tienen una parte de mi... creo que eso fue lo que me cautivo...
    Como experiencia negativa... una vez me hicieron un pedido y se dieron literalmente a la fuga... porque cuando le dije que me hiciese la transferencia "missing" total... aunque... lo regalé al más rápido que respondiese a la oferta... justamente fue para el peque de una de mis mejores amigas... quizás no fue para el niño destinatario inicial... pero sé que acabó con un niño que ha jugado y jugará con él...
    Como yo digo... son mis pequeñas criaturitas... porque después de las horas que me tiro con ellos... jejejejej
    Así que... volviendo a tu post... no te sientas mal... lo triste es que hay mucha gente que no valora el trabajo hecho a mano... pero... quédate con los que si...
    Un abrazo guapa!! :*

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo contigo, la gente no quiere pagar por el tiempo que le dedicas a las cosas. Yo antes hacía maillots de gimnasia rítmica pintados a mano y decorados con pedrería, y lo dejé porque acababa cobrando una miseria por algo que me llevaba muchísimas horas.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo vendo amigurumis, con diseños propios, y es algo que me hizo feliz siempre. Pensar que alguien valora mi trabajo y que quiere tener un amigurumi mío. No sólo es vender un muñeco tejido, es vender un diseño, una "ilustración en lana" :)
    Y aclaro esto porque vender amigurumis de personajes con copyright, o de libros de amigurumi (Hay que leed con atención la primera página de los libros que es dónde especifican los permisos de reproducción, sobretodo los que tejen y venden muñecos de Tournicote que un día se van a llevar un susto bueno), o de patrones comprados o compartidos, no es lo mismo. Sólo tiene el mérito de tejer, no el de crear.

    Hace mucho que para mí crear y tejer es un trabajo y no un hobby y es una decisión muy dificíl y complicada. Pero no sólo por las razones que has dicho, que también llevan su peso, sino por dos mucho más crudas y que son mucho más enemigas del que quiere dedicarse a esto:

    1) Las personas que tejen creen que pueden tejerlo todo. Los tejedores somos los primeros que nos cargamos a los creadores. Creemos que como ya sabemos tejer podemos copiar este diseño o aquel, aunque sea para uso personal, y no pagar por un patrón o por un muñeco tejido.
    Somos los primeros que nos cargamos el mérito que hay detrás del que hace de su pasión su profesión. Lo que no sabemos es que un día estas personas maravillosas y creativas dejaran de tejer, de patronar, de inventar porque estarán hartas y cansadas de luchar por su sueño y entonces ¿Qué hará la gente sin ideas propias y sin respeto?

    2) Los tejedores no sabemos decir que no. ¡No te puedes ni imaginar la cantidad de veces que he muerto de vergüenza ajena cuando me han hecho un pedido de algo con una foto de otro tejedor! Mientras haya gente que no sepa decir que no ante estas cosas, que no respete el copyright, que haga amigurumis "regalados" a través de una foto de internet (que digo yo que internet es un cacho de fotografo porque se ve que todas las fotos son suyas), seguiremos en una lucha continua por subsistir vendiendo amigurumis. Y me hace gracias porque nunca es más barato que te lo haga otro. Pero hay que educar a la gente y hay que decir más veces que no.

    Es triste que justo los que se supone que comparten afición contigo sean los que más puñetan te hagan...

    Una entrada genial ;) Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hummm, buena entrada, y buenos comentarios. Como cabeza loca y dispersa, hace unos años pasé del dibujo y la pintura como hobby a ampliar mi repertorio de habilidades con ganchillo, costura y punto. Hasta el día de hoy, sin duda mi favorito, y que mejor se me da es el ganchillo. Hace tiempo que aprendí a hacer amigurumis, un cursito por allí, unos tutoriales por allá, y aunque de vez en cuando hacía alguno, no era a lo que más le daba. Ahora, las cosas han cambiado, tengo una niña de 18 meses, y además trabajo fuera de casa, con lo que podéis imaginar,tiempo para hacer algo poquito poquito (y eso si no caigo rendida en el sofá, y me duermo con el ganchillo en mano...).

    En esta época retomé los amigurumis, porque me apetecía tejerlos para mi nena, y porque son proyectos a "corto plazo". Normalmente compro patrones (son pocos los patrones de mi colección gratuitos...) y libros, y aunque me encantaría diseñarlos, el tiempo no me permite dedicarme a ello como a mi me gustaría. Hasta ahora sólo he diseñado uno porque quería que fuese muy muy especial para donarlo a una subasta contra el cáncer de mama (sencillo a rabiar, pero me costó muchos días y mucho hacer y deshacer hasta que conseguí lo que quería).

    Por lo demás, en estos años, he aprendido a respetar enormemente el trabajo de los artesanos y diseñadores, y a valorar de forma justa el trabajo bien hecho, y me sorprende, que como dice Mel muchas veces son los propios "compañeros" los que no valoran ni respetan esto.

    Respecto al precio, me parece algo muy muy complicado. Mi opinión al respecto, es que en este mundillo, pocas veces se paga el precio justo en relación con el número de horas que se dedica, y sobre todo si es algo personalizado al gusto del cliente, que habitualmente supone un trabajo extra.

    Bsos!

    ResponderEliminar